El Coronavirus, COVID-19, es altamente contagioso y se puede esparcir de persona en persona a través de pequeñas gotas que salen de una persona que estornuda, tose o incluso habla. Estas gotas tan pequeñas también pueden quedarse en el suelo, en objetos y superficies, contaminándolas de la misma manera y si tú tocas una superficie contaminada y llevas las manos a tus ojos, nariz o boca, automáticamente puedes contagiarte. Es por esta razón que es muy importante seguir las medidas de protección recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reducir el riesgo de infección y su mayor expansión. 

Cuídate y a los que están a tu alrededor

  • Cuando tosas o estornudes, cubre tu nariz y boca con la parte interna de tu codo o con un pañuelo desechable. 
  • Si usas un pañuelo desechable, asegúrate de tirarlo a la basura inmediatamente.
  • Lava tus manos con agua y jabón o con gel desinfectante después de toser o estornudar.

Lava tus manos

  • Después de toser o estornudar
  • Cuando cuidas de un enfermo
  • Antes, durante y después de preparar una comida
  • Antes de comer
  • Después de usar el baño
  • Cuando las manos están viviblemente sucias
Para prevenir el COVID-19 lo más seguro es evitar cualquier contacto físico a toda costa. Si necesitas acercarte a alguien, no lo hagas a menos de 1.5 m de distancia.
Es verdad que los virus respiratorios pueden ser transmitidos con solo estrechar las manos y tocar tus ojos, nariz y boca.  
Es más seguro lavarse las manos que usar guantes de goma. Si los guantes en algún momento tocan una superficie infectada por el virus y el mismo guante lo pasas por tus ojos, nariz o boca, corres el riesgo de contagiarte.  
Mantenernos conectados y a salvo es una prioridad para Allianz Partners, incluso en estas situaciones sin precedentes. Sabemos que compartiendo las historias de nuestros clientes es una gran forma de mantenernos juntos durante este brote de coronavirus. 
Allianz Partners - Customer True Stories - Alone in China